Profesionales del SAS crean modelos físicos en 3D que mejoran las intervenciones quirúrgicas

Fuente: europapress.es

Un grupo de ingenieros de la Subdirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) del Servicio Andaluz de Salud en la provincia de Jaén han desarrollado biomodelos físicos en 3D, que permiten planificar y personalizar las intervenciones quirúrgicas que se realizan a los pacientes del Complejo Hospitalario de Jaén.

El objetivo fundamental del empleo de impresiones de prototipos en 3D en intervenciones quirúrgicas, según ha subrayado la delegada territorial de Salud, Teresa Vega, durante la presentación de este proyecto, es generar biomodelos específicos para cada paciente, ofreciendo un servicio de medicina personalizada, y a su vez permitir que el cirujano tenga una mayor certeza de la anatomía del paciente a tratar.

“Esto suscita un aumento de la confianza del profesional especializado y repercute en una mayor seguridad del paciente, además de una mejor planificación de la operación, acortando los tiempos”, ha remarcado la delegada.

Asimismo, Teresa Vega ha indicado que los biomodelos ofrecen a los cirujanos una mayor información previa a la intervención, además de que pueden estudiar con detenimiento las características del paciente de forma fiable, intuitiva y simple. “Los especialistas experimentan un conocimiento a través del sentido del tacto que los ayuda mucho antes de tratar al paciente en quirófano, siendo más fácil la selección del instrumental y el material a utilizar en cada operación”, ha resaltado.

En esta línea, el cirujano torácico del Complejo Hospitalario de Jaén Sebastián Sevilla ha destacado que la aplicación de la impresión 3D ha supuesto un importante avance en cuanto al enfoque, la discusión de casos entre compañeros de la especialidad, la planificación quirúrgica y la comunicación de los profesionales con el paciente y sus familiares sobre la intervención.

“Los biomodelos 3D nos permiten tener mejor visualización de la cirugía que vamos a realizar porque, hasta ahora, estábamos acostumbrados a trabajar con elementos en 2D, y los nuevos modelos mejoran el abordaje de la intervención en pro de la seguridad del paciente con la reducción de los tiempos en el quirófano”, ha subrayado.

Por su parte, el responsable del equipo provincial TIC de Jaén, Carlos Ilia, ha señalado que para llegar a estos modelos específicos, los ingenieros parten de una exploración radiológica, un TAC, realizado previamente al paciente, y que reúne las condiciones necesarias para crear el posterior modelo 3D. “A partir de aquí, los ingenieros trabajamos con los cirujanos y los radiólogos para analizar el área anatómica sobre la que se requiere el biomodelo”, ha apuntado.

En esta línea, Ilia ha destacado que los técnicos diseñan un primer prototipo digital, y se verifica si se ajusta a los parámetros esperados por los radiólogos y especialistas y si es así, se lleva a cabo la impresión, que de nuevo debe contar con el visto bueno de los cirujanos. “En la intervención se contrasta el arquetipo con la realidad, esto permite un proceso de retroalimentación y de mejora continua de los modelos”, ha subrayado.

BALANCE

Hasta el momento, desde su inicio en 2017, la impresión de prototipos en 3D se ha empleado en cinco especialidades diferentes: Cirugía Torácica, Otorrinolaringología, Neurocirugía, Traumatología y Cirugía Pediátrica y han estado presente en casi 40 intervenciones del Complejo Hospitalario de Jaén.

Los biomodelos desarrollados son de venas, arterias, huesos y algunos órganos como riñones, laringes, bronquios y cráneos, entre ellos los más numerosos, los de venas y arterias para la especialidad de Cirugía Torácica que los emplean para intervenciones de cáncer de pulmón, ya que una de la mayores dificultades en este tipo de operaciones es el sellado correcto de todos los vasos sanguíneos que riegan la zona del tumor a extirpar.

A ellos, les siguen los prototipos para lesiones óseas bien por fractura o por masas tumorales en huesos que tienen que eliminarse, y también para malformaciones estructurales en la anatomía del paciente.

Dado los resultados obtenidos con la impresión 3D cada vez son más las especialidades quirúrgicas del Complejo Hospitalario las que demandan el servicio, que además de su aplicación antes y durante la intervención puede utilizarse con otro fines como la comunicación entre los profesionales implicados en el proceso preoperatorio, la comunicación médico-paciente para explicarles mejor la patología y el abordaje de la misma, e incluso en la formación para estudiantes o profesionales que quieran profundizar en algunos campos de la cirugía.

La impresión en 3D de estos prototipos aporta una optimización de los recursos siendo muchos los beneficios personales y profesionales, a un bajo coste con el empleo de impresora 3D de uso doméstico, materiales biodegradables y el uso de software libre.

La iniciativa de impresión de biomodelos en 3D nace dentro del proyecto ‘Salud Tecnolab’ un laboratorio de acciones innovadoras, puesto en marcha por los profesionales de Jaén de la Subdirección de Tecnologías de Información y Comunicaciones del Servicio Andaluz de Salud, cuyo objetivo es generar una transformación tangible dentro de la organización y los servicios sanitarios que se presta a los ciudadanos, en incremento de la calidad y la seguridad.

Estos prototipos han sido la primera de las actividades, pero no se descartan poner otras en marcha relacionadas con la realidad virtual o mixta y la inteligencia artificial, siempre que cumplan con los criterios de sostenibilidad y de optimización de los recursos.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies